jueves, 30 de abril de 2009

Dunas en Cádiz


Hola a todos/as. Como veo que el blog está recibiendo pocas entradas y todavía no estamos en vacaciones, se me ha ocurrido mostraros este pequeño trabajo. Hace unos días y con permiso del viento, estuve pintando en la playa del Castillo o de Camposoto, en el parque natural Bahía de Cádiz. En un par de horas realicé este pequeño acrílico sobre una tablita de 20 x 32 cm, donde pueden observarse unas pequeñas dunas pobladas de barrón (Ammophila arenaria) y azucenas de mar aún sin flor (Pancratium maritimum). Pensé incorporarle alguna gaviota patiamarilla, especie abundante en la zona donde existe una colonia de cría, aunque opté por dejarlo tal cual. Para este fin de semana tenía la intención de volver, aunque ya han anunciado que el viento de levante estará presente, así que me temo que tendré que trabajar en casa. Espero que os agrade.

6 comentarios:

Jose A. Sencianes dijo...

Manolo, el maldito levante tiene la culpa de que nos perdamos a un estupendo pintor al aire libre... maldito levante!!! Lo poco que he visto de ti pintado en el campo siempre me ha entusiasmado y lo sabes... ese acrílico en el lucio del Caballero que luce en el Palacio de Doñana y este de las dunas es buena muestra de lo que digo. Genial killo... genial. Un abrazo

Francisco J. Hernández dijo...

Manolo, este acrílico es una belleza, ese vibrante azul del cielo, que azul !!, la composición atrevida con ese poste que interrumpe la horizontalidad y le añade interés, la ejecución suelta, las sombras del barrón, el color de la arena ... una verdadera maravilla ... Enhorabuena !!.
A lo del viento hay que buscarle solución, ... yo propongo que la AEAN te compre un parapeto o algo !!, pero sigue pintando del natural, MANOLO !!, ja ja
Un fuerte abrazo.

Manolo D. Galeote dijo...

Joder, Senci y Francis... cómo se nota la amistad, el "qué bién pinta mi niño" (ja, ja...). De todas formas, muchas gracias. Vosotros sí que sois maestros en el campo. Un abrazo.

Gabriel de la Riva dijo...

Manolo: Estas dunas son una preciosidad. Todos sabemos la dificultad de encontrar el color de la arena, que no es amarilla y que no es rosada, es... luminosa y a ver con qué colores. Pintar un cielo tan azul y que te quede tan austero y no infantil es una muestra de maestría.
Que veamos más. Un abrazo presi.

Sogorb dijo...

Bonito trabajo. Luminoso, con un bello contraste de la arena de la duna con el azul del firmamento. Dan ganas de pisarla...!!!

Juan Aragonés dijo...

Manolo, pues yo me sumo a lo que dicen los demás. Una composición sencilla pero muy efectiva que me gusta mucho