viernes, 23 de septiembre de 2011

Wildlife Art conceptual

A veces no se trata de la técnica -fotorealismo, expresionismo, etc.-, sino del concepto. Frank Gonzales tiene una buena técnica realista y buen conocimiento de las aves, pero el planteamiento es más conceptual. Es posible que el debate del tipo de técnica sea bastante estéril y se trate más bien de hacia dónde progresa el trabajo de cada cual. Como decía Manolo en un comentario al anterior post, a veces uno se aburre de sí mismo y tiene que romper por algún sitio.
Echadle un vistazo a la obra de Gonzales

12 comentarios:

Fran A.H. Alvarado dijo...

Hola Juan,
Cierto es que el concepto, lo que uno quiere expresar, el mensaje que quiere enviar al mundo… es lo importante. No el estilo que utilice, sea este hiperrealismo, expresionismo, etc., ni la técnica, da igual que se grafito, óleo o acuarela… de ahí mi comentario anterior al mencionar lo de abrir el abanico… El arte actual ha dejado de ser objetual, es algo más que un objeto decorativo, tiene que decir algo...

Para mí el “Wildlife Art” es un género artístico en el que la obra debe manar de una experiencia vivida en la naturaleza, debe contar algo real; de esta forma se crea un vínculo espiritual entre la vivencia y la creación, imprescindible para dotar de alma a la obra. No es válida cualquier representación en la que aparezcan un animal o una planta.

Bruce Pearson lo aclara muy bien en su libro “In a new light” (pp. 6 – 7)

[…]
Por consiguiente, el punto de partida tiene que ser la experiencia de campo. […]

Una alternativa podría ser recoger montones de fotografías y otra información de las revistas y libros y archivarlos para tenerlos como referencia e inspiración fácil. Yo guardo un archivo de recortes porque son útiles para recordar así como para que surjan las ideas. Pero confiar en ellos totalmente significaría que la experiencia de naturaleza es de segunda mano. ¡Otro ha hecho el aprendizaje, ha tenido la diversión creativa, ha visto las criaturas, y ha estado en el lugar! Pero lo que es más importante, copiar excluye las oportunidades de sorprenderse, encuentros por casualidad, y la simple maravilla espontánea. La más satisfactoria y básica experiencia artística es mirar – la observación pura y la sensación pura.
[…]

Este debe ser el concepto, la esencia de toda obra de “Wildlife Art”.

Un abrazo

Manolo Díaz Galeote dijo...

Por mí parte (y creo que por la de la mayoría de los socios con los que en alguna ocasión he hablado de este tema), no tengo la menor duda que en nuestro género puedan caber artistas que se muevan más en líneas más conceptuales o abstractas. Faltaría más. Verdaderamente, y entrando en el tema de la aceptación de socios en la AEAN, el tema de evaluar la obra de los candidatos por un grupo socios siempre puede traer polémica, sean realistas o no. Pero los evaluadores son personas, no máquinas, quizá incluso influidas por sus preferencias artísticas. De ahí que un grupo evaluador de socios deba encuadrar a las personas con más experiencia y reconocimientos, con estilos dispares, con el único fin de poder (o intentar en la medida de lo posible) formar un grupo de aristas de naturaleza con calidad. De esta manera, ofreceremos algo. De ninguna manera pienso que se hayan podido rechazar a personas por pintar más figurativo o menos figurativo. A la hora de evaluar lo que un artista hace, lo que realmente hay que evaluar es cómo lo hace. Seguramente que incluso así, nunca tendremos la certeza de acertar. Pienso que el abanico que cita Fran (y con el que estoy completamente de acuerdo esta vez en cuanto a la relación entre wildlife art y la experiencia en el campo) siempre ha estado abierto.

Un abrazo.

Francisco J. Hernández dijo...

Mi punto de vista al respecto de los enfoques / perspectivas / estilos: yo creo que nunca se ha tratado de dar cabida a artistas con un estilo concreto en AEAN, yo creo que lo que desde el principio se ha valorado es la calidad, y no el estilo o enfoque. Creo que aunque muchos de nosotros nos orientemos hacia un estilo mas realista, esto no significa que no sepamos reconocer una obra de calidad que se aproxima a la naturaleza desde una óptica no realista.

Por otro lado, para mi resulta totalmente esteril el pretender deducir cual es la razón de que otros triunfen y nosotros no. Los que triunfan, lo harán, principalmente porque lo hacen bien, o porque algo harán mejor que el resto de nosotros, quiero decir los que no triunfamos.

Por otro lado, yo no me atrevo a definir lo que es y lo que no es Wildlife Art, prefiero que lo hagan quienes saben valorar este enfoque desde fuera, al fin y al cabo, ellos fueron probablemente los que crearon el dichoso término, no los artistas.

.. yo no creo que el arte fuera nunca meramente decorativo, en todo caso lo sería para cierto tipo de consumidores, igual que lo sigue siendo hoy en día, .. pero el creador, generó la obra persiguiendo la belleza, la emoción .. o lo que sea ..

y coincido contigo Fran en que la experiencia de la naturaleza es esencial en mi caso para generar una obra, .. pero yo no me atrevo a afirmar que este deba ser el aspecto esencial del Wildlife Art.

Pienso que lo esencial es tener la libertad de crear sin condicionamientos y que la creación provenga de la propia emoción, de otro modo dificilmente creo que pueda generarse emoción en quien observa una obra .. el camino que el artista utilize para generar esa emoción, .. para mi tampoco es lo mas importante.

Es muy interesante seguir el hilo de vuestros puntos de vista, compañeros .. Gracias !, y perdón por la extensión ..no se resumir-me mas ..

Abrazos.

Fran A.H. Alvarado dijo...

Son muy interesantes estos comentarios que estamos dejando… espero que otros compañeros dejen también sus opiniones…
Creo que como grupo que pretende difundir el género del “Wildlife Art” tendríamos que dejar claro qué es y qué no dentro del mismo. Debatir esto sería también muy interesante. Se lo he comentado varias veces al compañero Lluís…
La “Wildlife Art” es un género heredero de los realistas del XIX, por lo que salir al campo, por lo menos por el placer de observar la naturaleza, es muy importante. Además, según algunos, la moderna “Wildlife Art” surge con los animalistas franceses, que colocaban sus caballetes escultóricos ante los felinos de la casa de las fieras de París - antes de ellos los que pintaban animales lo hacían con especímenes muertos o disecados…- J. J. Audubon, en algunas ocasiones, ataba vivas a las aves para pintarlas y luego las soltaba.
Un abrazo

Jose A. Sencianes Ortega dijo...

Para mi la esencia del Wildlife Art está en la observación directa de la naturaleza. No me refiero a realizar la obra en el campo, no... me refiero a conocer perfectamente lo que se pinta aunque lo hagas en el estudio. Creo que se nota a la legua la diferencia entre unos trabajos u otros, independientemente de la técnica o el estilo con el que se haga. Es decir... para mi, cualquiera de pinte o dibuje animales o naturaleza en general no lo considero un artista de naturaleza, pero si al que vea que detrás de su trabajo hay una base de observación, que conoce lo que está pintando porque lo ha visto.

Os pongo un ejemplo.... usando el trabajo de Gonsales. Para mi, no conoce las aves que pinta... veo defectos en la anatomía de los bichos, defectos de bulto, especialmente en los picos de los paseriformes que nos muestra en su web. Si están sacados de fotos chungo porque no sabe copiar... si está basado en la observación directa mas chungo aun porque entonces no sabe mirar. ¿Estilo diferente? Si... pero no veo esa soltura de los bichos en libertad, no los veo "vivos" aunque use colores a raudales. Me echa para atrás que simplemente se limite a colocarlos en una percha y utilice colores saturados y esos "pixeles" que se salen de la figura.

En otro lado tenemos el trabajo de Nick Derry (http://nickderry.webs.com), un artista de la bretaña francesa y que hace algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados: Óleos mezclados con pasteles, planos de color, collages usando papeles de periódicos y revistas, composiciones al límite.... Pero en el fondo, yo al menos así lo veo, se ve un trabajo de observación directa muy fuerte, aunque sus bichos no sean anatómicamente "perfectos". Nick conoce muy bien lo que está pintando, se nota que se ha currado horas y horas de telescopio y observación, que ha trabajado apuntes de campo, independientemente que el resultado final sea, o no, tan rompedor como lo que hace Gonsales.

Para mi esa es la diferencia... una delgada línea que creo que todo el mundo no llega a comprender.

Jose A. Sencianes Ortega dijo...

Una puntualización que se me ha olvidado comentar. Nuestro amigo Luis Sogorb tiene varios trabajos de aves posadas en ramas... composiciones suaves igual que las de Gonsales, y estilos totalmente diferentes.... pero el resultado final es abismal entre uno y otro.

Unknown dijo...

Interesante debate el que estáis manteniendo. Quisiera dar mi visión.
Yo diría que el Arte de Naturaleza o Wildlife Art es un género , con antecedentes claros en la pintura holandesa del siglo XVII, que se ha ido transformando (evolucionando si se quiere) a lo largo del tiempo y adaptandose a los distintos gustos de las diferentes épocas. Un género artístico como lo puede ser el retrato, el desnudo, el paisaje o la naturaleza muerta.
En el contexto del arte contemporáneo es un género desacreditado, como el resto de los géneros tradicionales que siguen basandose en la representación, pues, en palabras de María Corral, el arte contemporáneo se fundamenta en la "densidad de significado". La obra de arte sólo se considera interesante si propone algún "discurso" se dice.
En los últimos tiempos parece que lo que más interesa -por lo menos a los más jóvenes del mundillo del arte- es que las obras tengan una intención socio-política. Conceptos como "elegancia" o "belleza" pasaron a los archivos de la historia del arte, ya no valen por si solos para sostener la validez de una obra de arte, por lo menos en estos círculos.
Por eso, no nos hagamos ilusiones, poniendo nuestro foco en la belleza de las formas naturales y dejandonos cautivar por ellas, tratar de representarlas honestamente utilizando las técnicas artísticas tradicionales, hace que nuestro trabajo vaya a ser tachado de nostálgico, con toda probabilidad.
Pero si uno siente que hay alguna verdad en lo que está tratando de hacer, debe continuar en el empeño mientras pueda. Eso es lo que yo creo.
Como dice Bateman, mientras la naturaleza exista, habrá artistas interesados en ella. Y yo añadiría, mientras la pintura, la escultura o el dibujo existan (que es tanto como decir mientras el hombre exista) habrá quienes deseen ejercitarse en el noble arte de la representación de lo que nos rodea.
Estoy firmemente convencido de que las artes plásticas son vías de conocimiento que tienen sus propios códigos, como las ciencias tienen los suyos. A través de unas se exploran unos aspectos de la realidad y a través de las otras, otros diferentes. Las artes plásticas permiten conocer tanto la realidad externa como interna: la psique del creador, el mundo del espíritu. De ahí esa necesidad de ir siempre más allá de la forma, de captar las sensaciones que provocan en nosotros los asuntos representados y tratar de comunicarlas en las obras. Quien lo consigue realiza una obra valiosa, diga lo que diga la crítica.
Por otro lado, el arte contemporáneo es un círculo cerrado que se retroalimenta a sí mismo en el que juegan los galeristas, las instituciones culturales, la crítica de arte, los inversores ¿o debería decir coleccionistas? y los artistas. Es un círculo cuestionado por no pocos intelectuales, entre ellos José Atonio Marina, quien hace años escribió un estupendo artículo titulado "El rey va desnudo" pidiendole a la crítica de arte unos criterios coherentes para valorar las obras de los artistas contemporáneos.
Francamente, no creo que debamos perseguir el reconocimiento de este mundo, sino tratar de defender el nuestro lo mejor que podamos.
Saludos a todos.
Gerardo Orellana
PD.: el artículo de J.A.Marina está en el cultural de ABC del 17/04/1998 pags.62-63. Yo lo descargué de la web de ABC en pdf y lo tengo en mi disco duro, por si a alguno le interesa

Francisco J. Hernández dijo...

Gerardo, coincido contigo de pleno en que no debemos perseguir el reconocimiento desde la perspectiva del arte contemporaneo. Si en algún momento comenzamos a enfocar de algún modo que a la crítica le interese, que se acerquen, miren, y luego cuenten lo que les parezca oportuno, ese es su trabajo no el nuestro. Mientras tanto, pese a que nuestro enfoque pueda resultar nostálgico, caduco a los ojos de la crítica, y de muchas de las personas que se aproximan a una obra artística, siempre habrá nostálgicos que buscarán entre las toneladas de producciones contemporaneas un ápice de esa forma mas convencional de representar a la naturaleza, estoy seguro de ello.

Fran A.H. Alvarado dijo...

Senci, estoy contigo plenamente, en lo de que la esencia del "Wildlife Art" está en la observación directa de la naturaleza.

Gerardo, muy interesante tu exposición. Suscribo tus palabras: [...] si uno siente que hay alguna verdad en lo que está tratando de hacer, debe continuar en el empeño mientras pueda. [...]
Por favor, si no es molestia, envíame el artículo de J.A. Marina, gracias.

Me reitero en que me parecen esplendidos y enriquecedores estos debates.

Un abrazo

gonzales dijo...

Hola a todos. Aprecio sus discusiones sobre mi trabajo y su validez. He aprendido definitivamente que usted can' t satisface siempre otros con unos trabajo. Aprecio la crítica y creer todos se dan derecho a sus opiniones. Si no, estaría agujereando si una solamente alabanza recibida. un abrazo. Frank

Juan Varela Simó dijo...

Hi Frank! Thanks for leaving a comment. Your work is undoubtely of a great quality and the proof is that has generated a lot of interesting oppinions here in the blog. Personally I think that you have a great knowledge of colour and composition and has started an innovative way to represent birdlife. Congratulations. I'll be following your future work.

Pablo Giménez dijo...

A mi me parece que Francis, siempre tan moderado y sensato, tiene toda la razón. Lo que importa es la calidad, lo que se quiera contar y lo que perciba la gente. La técnica, la observación, la motivación...todo son meras herramientas para transmitir una emoción. En concreto, la obra de Gonzales me parece original y muchos de sus pájaros transmiten lo ligero de estos animales.Aunque personalmente me gusta más lo que hace Derry.