lunes, 25 de julio de 2011

Halcyon Gallery

Andrew Ellis. "Storm skua and sandwich terns". Acrílico.

Hace unos días y dando una vuelta por los famosos almacenes Harrods de Londres, me tropecé sin querer con una galería de arte dentro de sus instalaciones cuyo nombre, desde lejos, me llamó la atención por corresponder con el de un género de martines pescadores: Halcyon Gallery. Creo que esta galería es una sucursal de la ubicada en New Bond Street. Como no podía ser de otra manera y movido por la curiosidad de haber encontrado este espacio artístico dentro de estos lujosos almacenes, me acerqué y pude comprobar que, además, colgaban de sus paredes cuadros de wildlife art. Imaginaos la sorpresa. Se trataba de la muestra Wild Life and sporting Life II, donde pude deleitarme con las pinturas y esculturas de los artistas Simon Gudgeon, Gill Parker, Kim Donaldson y Andrew Ellis. Me llamaron especialmente la atención las pinturas de los dos últimos. Esta galería se creó allá por 1982 y en ella se han expuesto obras de artistas tan dispares como Rembrandt o Bob Dylan. En cuanto a arte de Naturaleza, también pude disfrutar de obras del estadounidense Brian Jarvi, imagino perteneciente al fondo de la galería. Adquirí un par de libros sobre el tema y tuvieron la elegancia de regalarme un ejemplar del catálogo Big cats, del conocido Alan Hunt. En cuanto a los precios de las obras y por si a alguien le interesa, deciros que, por ejemplo, una obra de Ellis de 80 x 120 estaba tasada en 27.000 libras (un peregrino del mismo autor, de 61 x 33 cm costaba 9.500) y otra de Jarvi de 107 x 183 cm alcanzaba las 55.000. Por supuesto que en esa semana que estuve en la capital británica saqué tiempo para volver de nuevo a la galería para disfrutar de tan sensacionales trabajos. El personal, chapó. Os dejo algunos links de interés relacionados con esta nota. Saludos para todos y feliz verano.

http://www.halcyongallery.com/index.php
http://www.andrewellispaintings.com/
http://www.kim-donaldson.com/
http://www.jarvistudios.com/

1 comentario:

Gabriel de la Riva dijo...

¡Qué grata sorpresa y tremenda calidad Manolo!